Monthly archive

noviembre 2016

Recuerdo en las madrugadas – Villa del Río, mi pueblo

por

Recuerdos vivos de mis años en la posguerra, recuerdos que deben permanecer vivos porque son herencia que transmitir a las nuevas generaciones para que sabiendo del pasado, valoren el presente, lo trabajen y lo ernabolen como nuestra mejor bandera. Empiezo, pues, con un recuerdo de la niña que fui de cuentos, miedos y fantasías Atardeceres del pueblo en primavera. Calles largas de sol, regadas al atardecer y poseídas ya por generosa floración de geranios y gitanillas, por algarabía de chiquillos en horas de ocio, por piar de pájaros que sobrevuelan tejados y árboles, por bandadas de vencejos que coronan los…

Seguir leyendo

Un samurái en el Jardín del Lirio

por

Desde que mi amigo, el biólogo Juan Relaño, me hizo notar que en el Jardín del Lirio hay una “falsa acacia japonesa”, además antiquísima, no dejo de preguntarme cómo llegó hasta aquí. Según los cálculos de Juan, la falsa acacia tenía formado el tronco hacia 1880. Y pocos años antes, en 1868, Japón acababa de abrir sus fronteras, tras haber permanecido cerrado al mundo durante más de tres siglos. Este árbol científicamente se llama sófora japónica. No es en realidad una acacia aunque se parece muchísimo. Quizá por eso permanezca inadvertido entre los villarrenses que pasean por el Jardín del…

Seguir leyendo

Escribir sin sujetos

por

Para darle el estreno a esta página de Facebook voy a escribir sin sujetos pero con predicado. Villa del Río es el lugar que nos vincula a nuestro presente y pasado. Quiero que todos levantemos nuestros estratos de memoria en forma loza para acercar a todos los que viven y los que están ausentes el sentir común de nuestro pueblo: sus grandes historias que se hallan en el olvido. Estas fueron vividas en primera persona por familiares y amigos que ya no se encuentran entre nosotros. Hay que hacer un esfuerzo de memoria colectiva, utilizar los medios tecnológicos para revivar…

Seguir leyendo

Un pequeño tejar en la ermita de la Virgen de la Estrella

por

Hace muchos años, antes de la Guerra Civil, mi abuelo Manuel Molleja Alvarez, consiguió que le cedieran un pequeño terreno, en la margen derecha en las proximidades de la ermita Virgen de la Estrella. Allí construyó un alojamiento para su familia, un horno y una alberca que almacenaba el agua. Tenía los utensilios y conocía el oficio, porque siempre había estado de alfarero y su especialidad era hacer buenas tejas árabes. Tenía cerca las canteras de grea, pero el agua del rio estaba muy distante, entonces se las ingenió para hacerse de dos borriquillos, a los que preparó con unos…

Seguir leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver Arriba
Ir a la barra de herramientas