Qué no daría yo por empezar de nuevo

por

Me llamo Pilar García Montoya, soy gitana y tengo 72 años. Resido en Sevilla, pero mis mejores años los viví en mi Villa del Río. Allí transcurrió mi infancia hasta los 16 años, en mi casa de la calle Lopera.

Recuerdo de mi pueblo su precioso cielo estrellado por las noches, el olor a tierra mojada y a aceitunas cuando iba a cogerla, los cantes de mis paisanos por Valderrama, Farina, Antonio Molina y muchos más, mientras cogían algodón y aceitunas.

   Aunque no lo necesitaba, he cogido aceitunas y algodón de pequeña, porque me gustaba ir con mis amigas y experimentar cosas nuevas. Recuerdo mis manos arañadas, y cogiendo aceituna con mis amigas, me dolían hasta las pestañas por la noche.

Mis juegos eran maravillosos y sanos. Mi amiga Mari Cuenca me cambiaba los cuentos de hadas. Éramos muy amigas, por cierto gracias a las redes sociales y las nuevas tecnologías a mi amiga Jeroni la he encontrado y he hablado con ella, le dio mucha alegría.

Jugábamos a la comba, al yo-yo y en la acera pintábamos unos cuadros con tiza y jugábamos con una piedra, a la pata coja. Lo pasábamos estupendamente y éramos muy felices.

Mis padres tenían una Pescadería que se llamaba “Los Corales” y también eran comerciantes, se iban mucho de viaje a trabajar, mis hermanos y yo nos quedábamos en casa al cuidado de dos señoras, Teresa y María.

Estudié en un colegio de monjas y me enseñaron a bordar a mano y a tocar el piano.

Mis padres tenían muchos amigos y les apreciaban muchísimo. A mi casa venía D. Jacinto Maña, el médico del pueblo, con su esposa Dña. Rosario, su hija Mari Chari y su hijo. Venía el Alcalde, el Sr. Párroco y la Guardia Civil. También venían unas señoras de Acción Católica a vernos. Eran amigas de mi madre y venían a ver cómo estábamos cuando mis padres se iban. Eran todos unas bellísimas personas.

En el bautizo de mi hermana Estrella, vinieron todos estos amigos. Durante la fiesta, con el vino y la alegría, mi padre gitano se vistió de Guardia Civil con la ropa de uno de ellos. Un gitano vestido de Guardia Civil, hace 60 años!

Voy a contar una anécdota. Mi hermano Aurelio, el que quería ser torero un día estaba resfriado, se fue al río, se bañó y se curó. Parece cosa de Cuarto Milenio, pero puedo asegurar que así fue.


Cuando yo tenía 11 ó 12 años, me iba con una cántara al paso a nivel del tren y allí cogía moras. Había un señor para vigilar la valla. Yo pasaba con mis hermanas, cogíamos agua y nos hinchábamos de moras, estaban buenísimas.
Hubo un Concurso de carretas y carruajes, pero mi padre concursó con un coche, un Morris negro. Llevaba una cabeza de toro delante, mis hermanas y yo íbamos vestidas de gitana y un familiar de mi padre, iba de pastor de toros con una vara. Ganamos el primer premio.

Toda esta vida tan bonita que tuve en mi pueblo se truncó cuando me enamoré. Y por enamorarme, abandoné Villa del Río con 16 años. Cuando tenía 15 años, me enamoré por primera vez. Él se llamaba Paco y se enamoró locamente de mí. Era amigo de la familia y entraba en casa. Tenía 18 años, era muy educado y muy buena persona. A mí me encantaba.

Mis hermanas, Isabel y Juani, se lo dijeron a mi madre, mi madre era una mujer gitana adelantada a sus tiempos, ella consideraba que yo era muy joven para que me pidieran y me cogió de la mano y me dijo: ¡Ya estamos en Sevilla! me quitó de en medio y por eso se vendió la casa. Así fue cómo me fui de mi Villa del Río, supe que Paco cogió hasta mal de amores cuando yo me fui. ¡Qué pena!

Mi vida ha transcurrido en Sevilla y México, pero siempre llevaré en mi corazón a mi pueblo, mi Villa del Río. ¡QUÉ NO DARÍA YO POR EMPEZAR DE NUEVO!

7 Comments

  1. Pilar, yo también me crié y aún vivo en la calle Lopera, al principio de la calle, de tu hermano Aurelio me acuerdo porque era un poco mayor que yo, ¿te acuerdas del huerto de Pepe? ¿ y de la cantarería?. Me ha gustado mucho tu historia, pues la recuerdo perfectamente. Un saludo

  2. Pilar, que historia más bonita! Soy algunos años más joven que tu y no me acuerdo de ti; pero todo lo que nombras de Villa Del Río me suena familiar! Nací en la calle San Roque, hace 62 años. Vivo fuera de ahí pero no me olvido de mi querido pueblo ni de sus gentes, mis paisanos.
    Pilar noto que ,para los tiempos aquellos y para ser mujer y gitana estás a años luz de otras mujeres de tu tiempo. Me sorprende muy gratamente tu cultura, tu expresión ortografíca y, también tu Memoria!!vivan mis paisanas, payas y/o gitanas, y con esa clase tan de nuestro pueblo! !

  3. Carmen,mialma que alegria mas grande me ha dado cuando he recibido tu mensaje y las cosas tan bonitas que me pones y como te ha gustado mo historia.mi madre era una gitana adelantada a su epoca y yo mas todavia por mi edad,tengo 4 hijos y 3 estan casados con pallos y estoy muy orgullosa.me gustaria contactar contigo por wasap,si quieres ponme un mensaje privado. Un millon de besos paisana.

  4. Hija Pilar! No he vuelto a esta página desde hace tiempo y no he visto tu mensaje ; será un placer hablarte por Washapp ; siempre es agradable recordar tiempos pasados… de ese lugar donde nacimos y donde pasamos los años primeros.
    Un ? abrazo.
    En mi facebook tb puedes encontrarme. :Carmen Barrera ..

    • Hola Carmen barrera. Mi alma dime el nombre completo o sea los dos apellidos que no te encuentro por ningún lado un abrazo y un beso

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*