CARRERA DE CINTAS

Hola paisanos. Espero que todavía haya muchos villarrenses que recuerden el significado de estas fotos.
Pertenecen a la CARRERA DE CINTAS EN BICICLETA, una prueba que tenía lugar en el campo de fÚtbol el último día de Feria y que se celebró durante algunos años, siempre muy esperada y con gran asistencia de público.
A grandes rasgos, consistía en que los participantes pasaban con la bicicleta por debajo de un soporte en el que se habían colocado unas cintas enrolladas y terminadas en una anilla y que se intentaban llevar mediante un puntero. Estas cintas eran bordadas o pintadas por las jóvenes del pueblo y donadas para este evento, y se exponían en el escaparate de Collado unos días antes para que todos pudieran admirar los excelentes dibujos. Como participante, todavía conservo las cintas que conseguí y de las que he hecho unas fotos. Tal vez alguna de las entonces jóvenes reconozca su obra.

Volviendo a la prueba en sí, la parte más importante consistía en una serie de ejercicios que con las bicicletas se representaban entre dos equipos formados por 12 participantes cada uno y que gozaban de gran espectacularidad y hasta algún riesgo. Para llegar al día de la prueba, previamente y durante un mes teníamos que madrugar e ir a ensayar los ejercicios que después serian representados; todo ello organizado y dirigido por una persona que, dicho sea de paso y en mi opinión, nuestro pueblo le debe un reconocimiento; me refiero a Manuel Navarro Cantero “Malín”.

Cintas
Este acontecimiento era muy celebrado y gozaba de fama en la comarca. Aún y después de más de 50 años, tengo en la memoria todos y cada uno de los ejercicios que se representaban.
Bueno, espero que este relato sirva para que algunos recuerden vivencias y otros sepan algo más de algo que tal vez conocen por referencias
Hasta la próxima. Un saludo.

Autor entrada: Francisco Navarro

3 comentarios sobre “CARRERA DE CINTAS

    Chari

    (19 enero, 2017 -21:07)

    Muchas gracias F.Navarro por recordar a mi abuelo.Era el mejor.

    José Carabaño Agudo

    (23 febrero, 2017 -21:32)

    yo soy uno de los “supervivientes” de aquella época,también conservo las cintas que logré ensartar,que madrugones nos pegaba MALIN,pero con esa edad podiamos con todo

      F. Navarro

      (25 febrero, 2017 -00:07)

      Me alegro. Con un poco de suerte podríamos reunir un grupo y repetir la experiencia. Claro que las anillas tendrían que ser algo más grandes. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *