ALCAUCILES Y CARDILLOS VARIOS

por

Hoy quiero contaros algunas cosas que de niño hacíamos en mi pueblo nuestro grupo de amigos. A veces salíamos en grupo y andábamos por los senderos buscando cosas que pudieran ser comestibles, algunas de ellas nos las íbamos comiendo conforme las íbamos encontrando, dependiendo de la etapa del año.

Solíamos llevar una talega o un saco, donde íbamos guardando aquellas verduras que encontrábamos y que nos habían enseñado que eran comestibles. Desde cardillos varios, porque se hacían de distintas formas, algunos en espárragao, hasta alcauciles silvestres o alcachofas. Recuerdo que en ocasiones, después de haber recogido materia que guardábamos en la talego, nos sentábamos y lo mismo nos comíamos algunas moras, o higos de los dos tipos de higuera o de chumbara, estos los rastreábamos por la tierra para quitarles las espinas y con una navajiilla los habríamos y nos los comíamos.

Llevábamos una cantimplora que solíamos llenar bien en las fuentes o en algún pozo. Bueno muchas veces nos veíamos en la necesidad de volver a recolectar nuevas verduras porque porque habíamos liquidado en las sentadas algunas de ellas.


Quiero resaltas los ALCAUCILES eran las alcachofas silvestres, que solíamos comernos solo la parte blanca que se adhería al tronco, el resto estaba duro y no era fácil masticar. Los CARDOS que eran variados algunos si recuerdo de pelarlos y comernos los trocitos tiernos, otros los llevábamos a casa para que fueran utilizados en la comida que nuestras madres hacían.

He querido hablar de este tema porque algunos de aquellos productos que eran silvestres, hoy son manjares de lujo- alcaparras, espárragos, cardos, tagarninas, etc. Podríais contar algunos que cosas recogias en el campo que fueran de utilidad bien para ti o para uso casero.

Espero que participeis en este tipo de relatos, podemos ir contando cosas que cada uno pueda creer de interés hacer llegar a nuestros amigos.

1 Comment

  1. Lindo relato de nuestros años juveniles, cuando andábamos más en contacto con la naturaleza!
    Ayyyy..! Quien no comió algunas de esas alcachofas silvestres,,!…
    Saludos

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*